Chus Lago llegó al polo sur.

chus_polo_sur_b

La aventurera gallega Chus Lago llegó al polo sur geográfico. El día  8 de enero de 2009  logró la proeza. Tuvo que recorrer desde el punto de partida, la bahía de Hércules, 1200 kilómetros en los que invirtió 59 días. ¡Menuda ruta de senderismo!. Además hizo el recorrido en solitario y llevando los víveres y el material en un trineo del que tiraba ella misma. Temperaturas de -37 grados, vientos fortísimos, terrenos agrietados. Nada pudo con ella. Finalmente, al 59 día de travesía, nuestra exploradora vió una mancha negra en el horizonte que se iba agrandando poco a poco. Era una máquina quitanieves conducida por… ¡otra mujer!, en las inmediaciones de la base Amundsen-Scott construída en el polo sur. La conductora de la máquina quitanieves no daba crédito a lo que veía. Una mujer sóla llegando al polo sur tirando de un pequeño trineo, Chus Lago. Luego ya a salvo, nuestra intrépida exploradora pudo recomponer fuerzas y descansar en la base Amundsen-Scott, para posteriormente ir regresando de nuevo a la civilización, eso sí, en avión. Podeis leer el relato competo y ver todos los detalles de la aventura en www.chuslago.com/blog/

La conquista del polo sur enfrentó a dos grandes exploradores,  el noruego Amundsen y el inglés Scott. Fue Amundsen el primer hombre en llegar al polo sur en 1911. Scott perdió la carrera y llegó poco después, eso sí, falleció en el viaje de retorno, con toda su expedición.

Amundsen partió hacia el polo sur el día 19 de octubre de 1911. Comandaba un grupo de cinco hombres y cuatro trineos tirados por 52 perros de raza groelandesa. Alcanzó el polo sur el día 14 de diciembre de 1911, 35 días antes que la expedición de Scott. Puso Amundsen una tienda de campaña en el mismo polo sur y dejó constancia escrita de su llegada por si no eran capaces de regresar con vida. Invirtió en el viaje de ida y vuelta 99 días. Quizás la clave de su éxito fueron los perros que tiraban de los trineos, pues de los 58 que partieron, sólo regresaron 11. A parte de tirar de los trineos, buena parte de los perros fueron convertidos en alimentos para los demás perros y para los exploradores.

Scott partió hacia el polo sur desde otro punto de partida diferente al de Amundsen. Llegó a su objetivo, pero 35 días más tarde que Amundsen. Allí encontró la tienda de campaña que dejó el explorador noruego. En el viaje de vuelta falleció junto con todo su equipo. En lugar de perros, la expedición llevaba caballos mongoles, pero éstos debían llevar además sacos de avena, que era el alimento que precisarían durante la travesía. Los caballos mongoles al ir sobrecargados avanzaban con más dificultad sobre la nieve, y su sudor se congelaba sobre su piel. Así los exploradores acabaron valiéndose sólo de su propia fuerza por perder a todos los animales. Finalmente murieron en el viaje de retorno.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: